Mis escritos

sábado, 2 de junio de 2012

Tú, que me has hecho odiar canciones que amaba sólo porque te he escuchado cantarlas.

4 comentarios:

Isa. dijo...

Por ahí leí que el único modo de no acabar odiando canciones era no poniéndolas en la melodía del despertador ni dedicándoselas a nadie...

Anabella dijo...

Las canciones, eternos lazos que nos unen al pasado y a lo vivido cada vez que las escuchamos!

Susana dijo...

el 7 de ferebro de 2011 yo misma escribí esto en mi blog: "me niego a vetar canciones que quedaron ancladas en personas y momentos que no las merecen... será mejor fondear en nuevos recuerdos y renovar el inventario..."... quitarse la costumbre de relacionar una cosa con otra siempre cuesta... no rehuses las canciones... rehusa el recuerdo que las acompaña... :-)

Hope dijo...

Que cierto!! Me encanta tu blog y sobretodo Boo! Me apasiona!

Soy nueva por estos mundos, te apetecería pasar por mi blog! Quizás te guste! Besitos!

http://infinityho.blogspot.com.es/

Publicar un comentario


(: Dicen que comentar no cuesta tanto... :)